Enfrentarse a la cámara requiere de aprendizaje, formación y varios aspectos que debes tener en cuenta.

En la industria televisiva podemos encontrar diferentes departamentos dependiendo del tipo de producción de la que se trate. Tanto delante como detrás de las cámaras se encuentran grandes equipos humanos que desempeñan distintas funciones para sacar adelante una serie, un programa de entretenimiento, un informativo, un reality show o cualquier otro formato televisivo. Aunque sin el conjunto de estos profesionales la industria no funcionaría, la cara visible siempre son los actores, colaboradores, tertulianos, reportes y presentadores, es decir, las personas que aparecen en la pantalla.

Consejos para formarse como presentador de televisión

Entre todas esas labores, la de presentador o presentadora de televisión requiere de una preparación, dominio de las técnicas y rigor profesional para saber transmitir y comunicar mensajes y emociones delante de la cámara. Dominar todos estos conocimientos y habilidades son fundamentales para enfrentarse a la conducción de un debate, concurso, gala, entrevista o reportaje, entre otros formatos. De este modo, si sueñas con convertirte en presentador o presentadora de televisión, pero no sabes muy bien por dónde empezar y cuáles deben ser los primeros pasos que tienes que dar en tu camino, a continuación, te ofrecemos una serie de pautas que debes tener en cuenta si quieres que esta sea tu profesión.

Estudios superiores

Si tu objetivo es ser presentador de televisión, pero, al mismo tiempo, quieres tener un título universitario que respalde tu formación, puedes cursar varios estudios superiores que te serán de gran utilidad. Por un lado, tienes la opción de estudiar el grado en Comunicación Audiovisual, una titulación en la que aprendes tanto aspectos artísticos, creativos y narrativos como técnicos y organizativos. Es decir, si decides decantarte por esta carrera adquirirás conocimientos en lo que respecta a la producción y realización audiovisual y multimedia.

Por otro lado, tienes el plan formativo que ofrece el grado en Periodismo, más orientado a la información, búsqueda, contraste, investigación, documentación y redacción de contenidos. No obstante, puedes realizar el doble grado en ambas titulaciones, lo que te aportará una formación más completa y que podrás utilizar para saber cómo desenvolverte tanto delante como detrás de la cámara cuando tengas que ejercer de presentador.

Practica la locución

Tener una buena locución es imprescindible para ser presentador o presentadora de televisión. Con esto nos referimos a saber hacer un uso correcto del ritmo a la hora de hablar, manejar la velocidad, ajustar el timbre de forma adecuada, hablar y pronunciar con claridad, proyectar la voz de manera idónea, controlar la entonación y gozar de una buena vocalización.

También puedes adquirir técnicas en lo que respecta a la modulación del mensaje, lo que facilitará una mejor locución. Igualmente, si adquieres conocimientos de técnicas de lenguaje podrás sacar mayor rendimiento a tu voz para ajustarte al contexto de la emisión. Además, todo este aprendizaje te servirá también por si un día decides dar el salto a la radio, donde una buena locución marca la diferencia.

Trabaja la improvisación

La capacidad de improvisación cuando el guion falla o sucede algo que no estaba en la escaleta del programa es un punto muy importante en todo presentador. Saber desenvolverse ante los contratiempos o saber cómo aprovechar cada situación para sacar el mayor partido son características propias de los mejores conductores de espacios televisivos. Además, un buen presentador también debe ser imprevisible, es decir, tiene que generar situaciones que el espectador no espere para así mantener el interés y su atención constante.

Igualmente, si se trata de un programa informativo o de actualidad, este aspecto también es importante cuando llegan noticias de última hora porque se ha producido un suceso de gran relevancia del que hay que informar de inmediato. Así pues, cuando un presentador recibe este tipo de contenido debe saber reaccionar y adaptarse para no perder la compostura y continuar trabajando, sobre todo cuando se trata de información delicada que puede afectar emocionalmente.

Aprende a moverte en un plató

Para ser presentador o presentadora de televisión no solo es importante saber qué decir, también es imprescindible conocer cómo moverse delante de la cámara y en un plató de televisión. En muchas ocasiones los presentadores tienen un espacio asignado del que no deben moverse porque así lo marca la realización y la iluminación, pero en otros casos gozan de mayor libertad para aprovechar al máximo el escenario. No obstante, en ambos casos suele estar marcado hasta dónde pueden desplazarse para no interferir en el trabajo de cámaras y técnicos, una información que es necesario saber de antemano.

Asimismo, dependiendo de qué tipo de programa estés presentando requerirá de mayor o menos movimiento. Por ejemplo, si se trata de un informativo, lo habitual es permanecer todo el rato sentado en el mismo sitio. Además, tienes que manejar a la perfección la posición de las cámaras para saber hacia dónde debes dirigir tu mirada en todo momento. Igualmente, si en el plató cuentas con elementos como pantallas táctiles o teleprónter, también tienes que saber cómo interactuar correctamente con ellos.

Realiza cursos y sigue aprendiendo

Gracias a los avances tecnológicos los medios de comunicación se encuentran en constante actualización. Por este motivo, si quieres ser presentador es vital que sigas formándote para poder adaptarte a todos esos cambios. Además, realizar cursos especializados en la presentación y conducción de programas te aportará mayor experiencia y conocimientos que si solo has estudiado grados como el de Comunicación Audiovisual o Periodismo, que ofrecen una visión general sin ahondar en esta profesión en concreto.

Para continuar esa formación más especializada, una de las opciones a tu disposición es el curso de presentadores de televisión de entretenimiento que ofrece Gestmusic, con el que obtendrás formación a través de la experiencia, para aprender lo necesario, imprescindible y esencial del arte de la comunicación. Otro ejemplo es el curso de Edición y presentación de programas informativos que ofrece el Instituto de RTVE, más centrado en este tipo de formatos. Si sigues indagando en Internet, probablemente encuentres más cursos que se ajusten a tus intereses.

Hosting y desarrollo por Mix.com.co